Blogia
el chico del vídeo

parís-texas

El otro día volví a ver París, Texas , hacía un montón de años que la había visto, y me di cuenta de que algunas películas son lugares a los que puedes volver después del tiempo, lugares a los que puedes ir acompañado, pero donde no te sientes incómodo yendo solo, lugares donde las cosas siguen estando tal como las dejaste.

Me encanta París, Texas. Ese hombre perdido caminando por las vías del tren, con la foto de un desierto en el bolsillo, y con otro desierto dentro. Me encantan esas carreteras vacías que se pierden en el horizonte. Y las guitarras de Ry Cooder tan desnudas y vibrantes. Me encantan los diálogos de la película, y los silencios. Me emociona ver a Travis limpiando los zapatos de su familia mientras mira los aviones despegar, me emocionan los nudos de autopista porque como ciertos nudos en el estómago no se pueden deshacer. Y mientras Travis conduce su hijo pequeño le explica por el walki cuál es el origen del universo. Y todo para recordarnos que en este mundo incierto, lo que hacemos para llegar a comprendernos a nosotros mismos es la cosa más noble que podemos hacer.

Esta noche me da por creer que las películas son importantes, estoy casi convencido de que algunas películas dicen la verdad, y de que ver una película puede ser un acto muy valioso. Quizá no sea tan malo que las parejas en sus primeras citas vayan al cine, pero a mí lo que me gusta cuando conozco a alguien que brilla es enseñarle uno de esos mis lugares favoritos a los que vuelvo cada cierto tiempo. Y para eso me pillo una en el vídeo, que por eso soy quien soy.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

4 comentarios

R. -

Estamos de acuerdo, chicodelvideo, en lo de París-Texas y en lo demás. Escribe vd muy requetebién, no deje de hacerlo, please.

Holger el danés -

No sólo algunas pelis dicen la verdad, sino que a veces la verdad está en algunas de ellas. Lo de fuera, es sólo un escenario para que creamos que tenemos una vida...
Por cierto, vaya buen vídeoclús!. Si a mi chico/a del vc le pido esa, me mira raro...

Fabiola -

Yo no he visto París, Texas pero en tu texto, chicodelvideo, reconozco lo que siento cuando redescubro o me reencuentro con algo. Es la magia encerrada en fotos, en papeles olvidados entre las páginas de un libro, en aquella entrada de cine...
Como siempre, gracias por compartir con nosotros.

efegeme -

es muy cierto lo que dices, algunas veces en algunas peliculas encontramos un trozo de verdad y de vida que no encontramos en lo cotidiano
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres